viernes, 10 de febrero de 2012

¿Cómo empezar a correr si tienes sobrepeso?


Empezar a practicar deporte, y sobre todo correr, es muy difícil y más aún si es una persona con sobrepeso, existen motivos tanto físicos como sicológicos. De hecho en un porcentaje muy elevado de población que se inicia en el deporte, el abandono del mismo, suele llegar la segunda semana.

El abandono se produce por falta de motivación o incluso por un mal planeamiento del programa o también en la poca practica en este tipo de
actividad.


Por suerte algunas de las complicaciones pueden prevenirse si se siguen algunas pautas simples y directas. Estas directrices pueden ayudar a prevenir en corredores mientras consiguen su objetivo en lo que a perdida de peso se refiere y todo ello sin agobiarse durante el proceso.

Aquí te damos algunas pautas a seguir para todo el que se inicie en el correr, y sobre todo si tienes algunos kilos demás.

1.   Aumenta los entrenamientos de forma gradual.
Uno de los mayores errores que suele cometer la mayoría de los principiantes es con sobrepeso o sin el, es tratar de correr muchos minutos, a un ritmo demasiado rápido desde el primer dia del entrenamiento.
Esta es la causa fundamental de la mayoría de lesiones que se generan.

Por lo tanto lo mejor es comenzar lentamente y aumentar la intensidad gradualmente. Si eres una persona que no hace deporte de forma habitual, lo menjor es salir primero a caminar, la carrera la dejamos para mas adelante.
Ejemplo: 
·         Semana 1- 25 minutos caminando de tres a cinco días a la semana.
·         Semana 2- 5 minutos caminando y 1 corriendo a un trote suave (unos 30 minutos)
·         Semana 3- 3 minutos caminando y 2 corriendo a un trote suave (unos 30 minutos)
·         Semana 3- 1 minutos caminando y 4 corriendo a un trote suave (unos 25 a 30 minutos)

2.   Registra por escrito tus avances
Si durante las primeras semanas de entrenamiento solo hacemos que saturamos de información (minutos de carrera, minutos de descanso, hora a la que hay que correr, entrenamiento normal o de intervalos…) es probable que esta saturación y este agobio acaben produciendo un abandono del objetivo final. Lo mejor es simplificar las cosas, como cuando le explicamos algo a un niño.

Un truco para ello es tener un  diario de entrenamiento, donde podremos apuntar todos los detalles del entrenamiento de la semana y que nos ayudara a evitar estar pensando, que toca hacer esa semana. Además es un buen sistema para anotar las sensaciones de la carrera, o cualquier cosa de nuestro interés.

Este registro continuo ayudara a liberar nuestra mente y ahorrar energía para otras actividades diarias.

3.   Descanso.

La recuperación es clave para obtener resultados consistentes. En realidad el progreso en el entrenamiento y la recuperación van de la mano.

El cuerpo humano necesita una adecuada recuperación para que pueda adaptarse al proceso de entrenamiento y por lo tanto pueda hacerse mas fuerte. Si forzamos un trozo de paja, no conseguimos que sea mas fuerte, solo lo romperemos. El cuerpo sigue el mismo plantemaiento, cuando empezamos a sentir dolores y molestias, es hora de relajarnos y darle al cuerpo el descanso que se merece.

Un día de descanso entre sesiones al principio es muy bueno y dependerá de cada persona, cuando empecemos con intervalos más fuertes, tal vez necesitemos dos días de descanso.  Lo que sí está claro es que nadie mejor su propio cuerpo y sus límites que nosotros mismos.       

1 comentario:

  1. Hace poco escribí algunos consejos útiles para comenzar a correr con sobrepeso. Dado que el sobrepeso es una condición de riesgo, antes de comenzar a ejercitarte, debes conocer tu realidad de salud y así evitar exponerte a una experiencia desagradable.

    ResponderEliminar